• 1 Plancha de hojaldre
  • Azúcar
  • Almendras
  • Nata
  • Azúcar Glas
  • Fresas

De vez en cuando hay que darse ciertos caprichos culinarios. A quien no le gusta un poco de golosinería y glotonería… a nosotros nos encanta; eso sí, combinado siempre con una vida activa. Haz deporte cada día.

Me gusta disfrutar de recetas sencillas y fáciles de elaborar como esta. Se prepara en un momento, son una auténtica tentación a simple vista y aptas para todos los paladares.

    1. Precalienta el horno a 225-250ºC
    2. Extiende la masa de hojaldre y córtala en rectángulos de la medida que desees. No os puedo dar proporciones ni número de unidades porque yo utilizo mi propio hojaldre y las proporciones de la masa son distintas.
    3. Pon las porciones en la placa del horno con un papel para hornear.
    4. Pinta con huevo batido, espolvorea un poco de azúcar por encima y coloca unas almendras si quieres. Ten cuidado en el horneado, si ves que se tuestan demasiado tapa las porciones con un papel albal.
    5. Deja hornear durante unos 15 minutos hasta que el hojaldre esté ligeramente tostado

* Para que el hojaldre suba correctamente tiene que estar frío cuando lo metas al horno.

Saca las milhojas del horno y deja enfriar sobre una rejilla. Monta la nata y rellena las milhojas. Puedes poner si quieres alguna fruta dentro: fresas, mango… o frutos secos caramelizados… También puedes acompañarlo con fruta fresca.

MilhojasdeNata2

MilhojasdeNata_portada