• 8 filetes de pechuga de pavo
  • 1 cebolla dulce pequeña
  • 2 manzanas reinetas
  • 40 pistachos
  • 8 ciruelas pasas
  • 6 orejones
  • 1 taza café de brandy
  • 2 tazas café vino blanco
  • 3 tazas café de caldo de pollo
  • aceite
  • sal
  • pimienta

El término paupiette procede de la cocina francesa; en España lo traducimos como popieta. Se usa para cualquier plato presentado en forma de filete enrollado que contiene en su interior un relleno o farsa. Es habitual que sean de pescado pero pueden usarse carnes rojas y blancas como la receta que os traigo hoy.

La carne de pavo se caracteriza por tener muy poca grasa y muy bajo contenido en colesterol; menos incluso que el pollo. Por esta razón hay a muchas personas que lesresulta un poco seca. Pero preparado de esta manera conseguiréis una carne suave, sabrosa y muy jugosa.

Recomiendo acompañar las paupiette con una ensalada de brotes con nueces y queso fresco. Una comida, sana, nutritiva y muy ligera.

Farsa o relleno
Empezamos preparando el relleno.

    • Pela y pica la cebolla y la ponla a pochar en una sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal durante unos 8 o 10 minutos.
    • A continuación añade la manzana pelada y picada y deja guisar durante unos minutos a fuego suave.
    • Cuando la manzana esté a media cocción agrega las ciruelas y los orejones picados.
    • Deja cocinar hasta conseguir que la manzana esté desecha y las frutas hidratadas.
    • En el último momento agrega los pistachos picados.
Reserva.

Dar forma a las Paupiette
Hacer las paupiette es mucho más fácil de lo que, a priori puede parecer. Simplemente:

  • Enrrollado:
    • Extiende los filetes de pechuga encima de la encimera dejando la parte más fina más cerca de ti y la más gruesa más alejada.  Salpimentamos.
    • Pon relleno por encima de cada una de las  pechugas, por toda la superficie, dejando libre el extremo más alejado de ti. (como cuando le pones mermelada en cantidad a una tostada)
    • Enrolla sin ejercer demasiada presión pero lo suficientee para que quede bien sujeta la pechuga. Sujeta con un palillo el extremo final.
  • Marca las pechugas en una sartén. Lo justo para que tomen un ligero color dorado.
  • Cuando estén doradas, en la misma sartén agrega el brandy, el vino blanco y el caldo de pollo; en este orden. Y deja cocer unos segundos
  • Pasa las pechugas a una bandeja de horno y añade todo el jugo de la sartén
  • Hornea a 180 grados durante 10 minutos.

Reducir la Salsa

Saca las pechugas y vuelca la salsa de nuevo en la sartén. Llévala al fuego y lígala con un poco de harina de maíz (maizena) diluída en agua. Viérte la salsa sobre las pechugas.

Servir inmediatamente