• 150 gris lentejas
  • 1/2 puerro
  • 250 gramos calabaza
  • 200 gramos setas
  • Jamón
  • Ajo
  • Una Hoja de Laurel
  • Cominos
  • Sal
  • Aceite de Oiva

Ya ha llegado el frío, parecía que este año no iba a hacerlo nunca pero aquí está el invierno, que casi casi nos ha pillado de sopetón. Así que para combatir la bajada de las temperaturas plato de lentejas pero en una versión mucho más ligera que lo que suele ser habitual.

Escoged una legumbre de calidad. Yo opto siempre por la lenteja pardina de Tierra de Campos, es muy fina al paladar y gracias a su pequeño diámetro (entre 3,5 y 4,5 mm) hace que no pierdan la piel cuando se cocinan.  Las lentejas tienen un alto contenido en proteina y fibra, así que son estupendas para aquellos que practicamos deporte. 😉

Su elaboración es fácil, rápida y cómoda. Sólo mancharás una olla y las tendrás listas en apenas 20 minutos si usas olla express.

 

Elaboración

La noche anterior pon a remojo las lentejas en agua fría. A la mañana siguiente retira las lentejas que estén flotando en el agua.

Pon un poco de aceite de oliva virgen en el fondo de la olla. Pela y pica un ajo y ponlo en el aceite para que se dore. A continuación limpia y pica el puerro y la calabaza y pártelo todo más bien menudo para que luego las verduras se integren bien con las lentejas en cada cucharada. Sofríe las verduras durante unos minutos. para que suelten parte de sus jugos y aromas.

Vierte las lentejas y añade una hoja de laurel y unos cominos.

Cubre con agua, añade sal y tapa la olla. Deja cocer unos 15 mintos desde que salte la presión.

Antes de servir pica las setas y saltéalas con un poco de aceite y unos tacos de jamón en una sartén. Cuando estén listas añádelas a las lentejas