• Medio Cardo o 500 gramos de cardo congelado
  • 2 Cebolletas
  • Un diente de ajo
  • 300 gramos de migas de bacalao desaladas
  • Una docena de gambones
  • 250 gr de almejas
  • Un paquete de 100 gramos de gulas
  • Aceite
  • Sal (si es necesario)
  • Vino Blanco

Este fin de semana he aprovechado para hacerme con un poco de cardo antes de que acabe la temporada. El cardo pertenece a la misma familia de plantas que las alcachofas y es un digno antepasado de éstas pero de origen africano.

El Cardo contiene un 94% de agua, mucha fibra, pocos hidratos de carbono y proteínas. Aporta tan sólo unas 20 kcal por cada 100 gramos de producto. Además es una fuente rica de calcio, magnesio, manganeso y zinc. Sólo 100 gramos de este vegetal contiene más potasio que una banana, alrededor 400 mg, por lo que resulta idóneo para personas que sigan dietas y deportistas.

Es muy típico comerlo en navidad con salsa de almendras-, pero hoy os traigo una receta aprovechando unas migas de bacalao que tenía en el frigorífico y algunos ingredientes más. Un plato muy fácil y muy agradecido.

Lo primero que haremos es desalar el bacalao 24 horas antes de preparar el guiso. Para ello ponemos las migas en un recipiente con agua fría, tapamos y guardamos en el frigorífico; cambiamos el agua cada ocho horas.

Mi recomendación es que en la medida de lo posible uséis cardo fresco aprovechando que aún estamos en temporada, el sabor su la textura más firme lo hacen mucho más agradable que el precocido o congelado que suele pecar de exceso de agua. Pelar el cardo es un poco engorroso porque hay que dedicarle unos minutos pero no es difícil y el resultado merece la pena. Aquí tenéis un vídeo donde ver cómo se pelan y preparan para cocer los cardos. Si los hacéis en olla exprés en 5 minutos los tendréis listos.

Mientras se cuecen los cardos (15 minutos en cazuela o 5 min en olla exprés). Echad un poco de aceite en una cazuela ancha, picad la cebolleta y ponedla a pochar junto con un diente de ajo y una pizca de sal. Cuando esté pochada agregad un buen chorro de vino blanco.

A continuación añadid el bacalao y dejad que se ponga blanquecino y empiece a soltarse la carne. Es momento de probar el punto de sal del bacalao, si está demasiado desalado corregid con la sal y ponedlo al punto que os guste.

Agregad el cardo y a continuación las almejas limpias y cubrid con un poco del caldo de cocer los cardos o fumet, si disponéis de él. Inmediatamente echad las almejas y los gambones y dejad cocer unos cinco minutos, hasta que las almejas se hayan abierto y los gambones hayan cambiado su color.

Antes de apagar añadid las gulas por encima tapad, y dejar reposar 5 minutos con el fuego apagado.

 
Cardoalamarinera2

Cardoalamarinera4

Buen provecho!