• - Una cebolleta grande
  • 150 gramos de bacalao desalado
  • Puñado de pasas
  • Puñado de piñones
  • 1 litro de leche
  • 4 cucharadas de maizena
  • 4 cucharadas de harina
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla o margarina
  • sal para corregir si fuera necesario y pimienta

Por una croqueta…

Esta es una receta hecha por casualidad. Trataba de aprovechar las migas del bacalao que habían sobrado del cardo marinero y al final, añadiendo unas pasas y unos piñones, se convirtieron en una deliciosa tanda de croquetas 2 variedades: mitad sólo con bacalao y mitad enriquecidas con bacalao, pasas  piñones.

Congelan y descongelan perfectamente. Si tienes una comida o alguna cena puedes elaborarlas días antes y dejarlas preparadas. Consejo: acompáñalas con una buena cerveza o un buen verdejo fresco.

Os doy las cantidades para unas cuarenta unidades (creo recordar que es el número que yo obtuve de la masa final); no estoy segura porque hace varios días que las hice y no anoté las cantidades. Podéis hacer las dos variedades dividiendo los ingredientes o sólo una de ellas, a gusto del/los consumidor/es.

 

Elaboración

Pica la cebolleta fina y ponla a pochar en una sartén con una pizca de sal. Cuando esté casi transparente agrega el bacalao y los piñones muévelo bien para que se desmenuce. Cuando esté cocinado (unos 3 o 5 minutos) retíralo todo, escúrrelo y agrégalo a la leche.

Ahora pon tres de nueces de margarina en la misma sartén y un buen chorro de aceite de oliva. Rehoga la maizena con la harina a fuego suave durante un par de minutos (la consistencia tiene que ser de una papilla espesa) y ve agregando la leche con el bacalao sin dejar de mover. Mueve enérgicamente y de manera amplia y envolvente.

Cuando hayas echado la mitad de la leche añade las pasas, la sal si hiciera falta y la pimienta y sigue moviendo hasta conseguir la textura deseada (una bechamel espesa). El punto de cocción óptimo se alcanza cuando la masa se separa ligeramente de las paredes de la sartén. Retira a una fuente y deja enfriar al unas cuantas horas o hasta el día siguiente.

Una vez frio dales la forma que quieras y reboza. Si las pasas antes por harina conseguirás un rebozado más crujiente. Fríe en abundante aceite.

 

Boados de bacalao 3

Boados de bacalao 2