• 1 carré de lechazo (lechal DO. Castilla y León raza churra)
  • sal
  • Aceite
  • Agua
  • 1 Benjamín de cava

Fusión entre el lechazo y el cava, maridaje perfecto.

Hoy es 19 de marzo, Día del Padre. Así que, como no podía ser de otra manera vamos a celebrarlo como se merece.

Disfrutar de un buen lechazo asado en casa es fácil, únicamente hace falta buenas materias primas y cierto cuidado con el punto de cocción.

Os recomiendo que compréis siempre cordero lechal con IGP de Castilla y León que os garantiza cuatro cosas fundamentales:

  1. Procede de las razas: churra, castellana u ojalada o cruce de las mismas,
  2. Edad no superior a los 35 días
  3. Un peso no superior a los 8 kg
  4. Que sólo ha sido amamantado y no ha comido piensos

Precalentar el horno a 180-190 ºC. Salar el Carré, echar un chorro de aceite y un poco de agua. Asar durante unos 30 minutos (dependiendo del horno puede necesitar más o menos)

A media cocción agregamos el cava y damos la vuelta para que se dore de manera uniforme.

*Para darle la forma al carré se separan las costillas de la falta; esta parte podéis encargársela al carnicero. Luego se enrolla la falda haciendo una especie de rollo y se pega al hueso. Se ata con hilo de cocina para mantener la forma.

Podéis acompañarlo con ensalada, patatas asadas, patatas fritas. En este caso lo acompañamos con unas “Anne Pommes” (podéis ver su foto en flickr).

Carre_lechal_al_cava_1