• Fritada: 2 puerros, 1 cebolla grande y 1 manzana reineta
  • 4 solomillos de bacalao (800 gr)
  • 200 ml de Nata
  • 50 gr de queso de Valdeón (puede usarse cabrales)

Esta es una receta que me ha enseñado mi suegro y que estoy segura que a los bacaladeros como yo os va a encantar.

Es fácil y rápida; puedes incluso dejar la fritada de puerros y cebolla prepara el día anterior. Es importante que compres un buen bacalao. Si no tienes tiempo de desalar puedes encontrarlos ya listos en el supermercado de la marca Royal. Te recomiendo coger piezas grandes, mínmo 150-200 gramos cada una; bien lomos o solomillos porque  os quedará infinitamente más jugoso.

 Elaboración

Lo primero será preparar la porrusalda. Para ello haz una fritada con el puerro, la cebolla y la manzana reineta en una sartén con un poco de aceite y sal durante unos 20 minutos a fuego suave y vigilando que no se queme.

En una fuente de horno coloca un poco de la porrusalda (las 3/4 partes aproximadamente)  y encima el bacalao con la piel hacia abajo.

Con ayuda de la batidora mezcla la nata con el queso y vértela sobre las verduras que te han quedado en la satén. Coloca la mezcla encima del bacalao.

Lleva al horno pre-calentado a 200ºC durante unos 15 min. Si es necesario, a los 5 min o menos lo sacas para escurrir el agua que haya soltado y a continuación lo metes de nuevo en el horno otros 8 min; pasado este tiempo apagas el horno y 2 o 3 minutos después estará listo.

Consejos

Una hora antes de preparar el plato es conveniente sacar el bacalao del frigorífico, escurrirlo si lo tienes en agua desalando y dejarlo a temperatura ambiente para que se atempere.

Si quieres hacerlo más fácil, puedes usar una salsa preparada. En el supermercado en la zona de lácteos (natas) hay varias opciones.

Si no encuentras queso de Valdeón. Puedes cambiar el queso Valdeón por cualquier otro queso que os guste. Pero tiene que ser un queso sabroso y cremoso. Por ejemplo, no valdría un emmental pero sí un cabrales o un queso azul.

Si quieres bajar el aporte kcal del plato sustituye la nata por una nata ligera.

Queso de Valdeón

Es un queso tipo azul que se elabora en el Valle de Valdeón (León), en plenos Picos de Europa. Está elaborado con leche de vaca y/o cabra. Madura durante largo tiempo en cuevas lo que le aporta esas características organolépticas similares al cabrales.

Su color es algo amarilleno y con presencia mohosa.

Para mí es uno de los mejores quesos del mundo. Se puede tomar en cualquier momento con un buen pan y un buen vino (sacarlo uno hora antes del frigorífico) o usarlo en la elaboración de salsas para carnes, pastas, pescados, etc.