• 8 a 12 Alcachofas hermosas (bien cerradas y frescas)
  • 1 manojo de cebolletas
  • 2 manzanas reinetas
  • Perejil
  • Vino Blanco Verdejo (si no tienes verdejo sustitúyelo por cualquier otro vino blanco)
  • sal
  • Aceite

Con puré de cebolla caramelizada y puré de manzana reineta

En uno de los menús de las pasadas Navidades, hicimos una receta de alcachofas rellenas con puré de manzana y foie (mit cuit). No me gusta el foie, pero las alcochofas me encantan así que el otro día aprovechando el buen género de fruterías Pablos hice un mix entre esta receta y algunas ideas extraídas del libro de Simone Ortega. y, por supuesto, quitando el foie.

Me gusta cocinar alcachofas, es una de mis verduras de invierno favoritas, por su sabor y su textura. Hay quienes no las consumen frescas por no tener que pelar, pero os aseguro que merece la pena dedicar un par de minutos a limpiarlas antes que utilizar cualquier producto ultracongelado o de bote.

Esta es una receta fácil, sencilla y sana que os podéis llevar el el tupper a la oficina. Y a pesar de que me olvidé de envolver cada alcachofa en una loncha de jamón ibérico antes de meterlas al horno para suplir el foie, estaban buenísimas.

Alcachofas

 1.- Cocer las alcachofas

Limpiamos las alcachofas quitando las hojas verdes y duras exteriores hasta que asomen las hojas blancas y cortamos las puntas con un cuchillo bien afilado. Sumergimos las alcachofas en un bol de agua fria con limón o un poco de perejil fresco para evitar que se oxiden. Cocemos durante unos 30 minutos en abundante agua con sal (hasta que podamos pinchar la base con un tenedor)

2.- Puré de Cebolla Caramelizada y manzana reineta

Mientras se cuecen las alcachofas caramelizamos la cebolla  con  el método express: Picamos la cebolleta en juliana y ponemos en una sartén a fuego lento con un poco de aceite de oliva virgen y sal. Cuando comience a estar translúcida añadimos la puntita de un cuchillo de bicarbonato sódico y dejamos que siga cocinando hasta que adquiera un color levemente tostado. Añadimos las manzanas peladas y picadas y dejamos que se pochen y se doren hasta que podamos hacer un puré con el tenedor. Cuando esté listo reservamos.

3.- Salsa de Vino Blanco

En otra sartén hacemos una salsa que colocaremos en la base de la fuente para hornear y que aportará, más que nada, aroma. Pon un con un poco de aceite en una sartén y dora un ajo. Añade media cucharada de maicena, sal, perejil picado y rehoga durante unos segundos.

Añade un buen chorro de vino blanco verdejo -como unos 100 ml- y un poco de agua de cocer las alcachofas hasta obtener una salsa ligera.

4.- Horneado

Vierte la salsa de vino en el fondo de la fuente para hornear. Coloca las alcachofas boca arriba.Pon un poco de la compota de manzana sobre cada una de las alcachofas y llévalo al horno precalentado a 180-200 grados durante unos 20 minutos, hasta que la compota empiece a dorarse.

Alcachofas al horno

Alcachofas al horno_3